Somos una empresa de Consultoría, Capacitación, Entrenamiento y Coaching ejecutivo especializado en la Industria Detallista.
Carrito 0

Cuatro técnicas científicas que usan los fabricantes para volvernos adictos a los celulares

Neuromarketing: cuatro técnicas científicas que usan los fabricantes para volvernos adictos a los celulares

Autor: Erick Tapia 

Fuente: unocero.com 

Difícil negar que la adicción a los celulares exista, pero, ¿cómo sucedió en un principio? Existen «trucos» con origen científico que los fabricantes aplican para que fomentar esta cuasidependencia al celular y aquí te mostramos algunas.

El tema de las adicciones a todo los digital está hasta arriba de la agenda. La adicción a las redes sociales, la adicción al celular o la adicción a los videojuegos, que de hecho acaba de ser declarada formalmente “enfermedad mental” por la Organización Mundial de la Salud.

Si eres de los pocos escépticos que quedan, basta revisar los datos compilados por los expertos de dscout.com que afirman que en promedio tocamos nuestro dispositivo móvil 2,600 veces al día o las estimaciones de órganos como Asociación Internet MX que afirman que los mexicanos pasamos más de 5 horas al día en el celular.

Irónicamente los grandes titanes de la tecnología como Apple, Google y Facebook están creando y proponiendo herramientas para eficientes el uso de los celulares y así reducir el tiempo de uso.

El problema es que existe otro lado de esa moneda, uno en el que los mismos creadores de todo el hardware y software involucrado en el uso de dispositivos móviles emplean técnicas con origen científico para que los usuarios incrementen su necesidad cerebral de usar celulares. Vaya paradoja, ¿no creen?

Te enlistamos alguna de las principales a ver si existe alguna que conozcas o con la que te identifiques. Ese es el problema de los titanes tecnológicos, que trabajan para Dios y para el Diablo.

Pausa dramática

Te has dado cuenta bueno importa cuánto evolucionen los componentes de tu dispositivo y su procesador, siempre existe una pausa antes de que las aplicaciones abran. Esto no es azaroso, este “retraso” tiene un efecto en nuestro comportamiento y provoca que el cerebro libere el neurotransmisor conocido como dopamina, así lo asegura la doctora Maribel Lizarzábal en este artículo.

Contenido inagotable

El sistema de contenido en las apps para dispositivos móviles, especialmente el de las redes sociales, está diseñado para que no acabe nunca y así garantizar que el usuario no agote sus posibilidades cuando navegue por ellas. De ahí la función pull-to-refresh que ahora es parte de nuestro uso cotidiano del celular y cuya idea original fue del ingeniero Loren Brichter, aunque la opinión sobre su propia creación no está muy en sintonía: “El desplazamiento infinito es la capacidad de seguir desplazándose y nunca permitirle al cerebro la oportunidad de satisfacer los impulsos de llegar hasta el final (…) lo que pensé que era una buena experiencia de usuario, termino significando que las personas desperdiciaran, literalmente, cientos de millones de horas humanas”.

Sistema de recompensas

Destacar en redes sociales contiene intrínsecamente una motivación para el usuario. Este sistema de recompensas se basa en el mismo principio científico que el de los perros de Iván Pavlov, mejor conocidos como perros pavlovianos (¿suena familiar?). De ahí que existan los botones de “Like” o “Fav” o “Compartir” o “RT”, etc. Estos botones no solo rigen la vida orgánica de los usuarios y las reglas para volverse relevante, sino que motiva al usuario a invertir más horas para llegar a más personas.

Renovación permanente de tareas

¿Has notado que cada vez que completas un objetivo en las apps de tu smartphone buscas el siguiente? Entre responder correos, completar niveles de las game apps, revisar las redes sociales, completar posts o leer noticias, los dispositivos móviles siempre tienen una tarea disponible para el usuario en turno. El humano tiene una naturaleza instintiva a completar objetivos, “nutrirlo” con nuevas metas lo seducen para volver a realizarlas, invirtiendo así más horas.



Publicación más antigua Publicación más reciente