Somos una empresa de Consultoría, Capacitación, Entrenamiento y Coaching ejecutivo especializado en la Industria Detallista.
Carrito 0

Las empresas de apuestas se vuelven digitales para llegar al público joven

México: Las empresas de apuestas se vuelven digitales para llegar al público joven

Autor: Maria Luisa Ayala 

Fuente: expansion.mx 

Con el crecimiento del uso de internet en México y de los smartphones, también lo hacen los servicios de juegos electrónicos y apuestas. Es el caso de la oferta en la que trabajan Strendus y Codere, dos empresas con casinos físicos que quieren crecer su presencia en servicios digitales para llegar a nuevos públicos.

Ambas compañías participan en una industria que puede alcanzar los 650,000 millones de pesos, entre casinos físicos, apuestas en línea y deportivas: su aportación equivale al 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB), pero la falta de regulación es un freno a su desarrollo, señala José Luis Benavides, miembro de International Masters of Gaming Law para México.

Strendus es la división digital de Grupo Logrand, que comenzó a operar en 2005 con un casino en Monterrey y hoy cuenta con 12 en la capital de Nuevo León, Guadalajara, León, Guanajuato, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco, Campeche y Sinaloa. Sus próximas aperturas serán en el Estado de México, con una meta para el cierre de año de llegar a los 17 casinos y, sobre todo, acelerar su incursión en el mundo de las apuestas digitales, donde cumple un año de la puesta en marcha de esta plataforma.

“Tenemos alrededor de 60,000 jugadores activos, eso quiere decir que están registrados y que con cierta frecuencia están participando. De ellos, 10% son recurrentes mes a mes. La cantidad de jugadores va evolucionando conforme vamos detonando nuevas verticales (tipos de juegos)”, cuenta Lenin Castillo, director de operaciones on line de Grupo Logrand.

Castillo señala que su principal fortaleza es la creación de una plataforma personalizada que, a través del análisis de datos de los perfiles de cada jugador, les sugiere más juegos para mejorar su experiencia. Cada mes, Strendus suma 6,000 nuevos jugadores constantes.

“Tenemos muchos datos que vamos gestionando dentro de la plataforma. Dentro de ellos tienes una noción de la inversión promedio y qué es lo que puedes esperar en cuanto a apuestas, la cantidad de clientes en cada una de las verticales (juegos), cuánto tiempo pasan dentro y cuánto suelen apostar”, explica el directivo. Esto les ayuda a saber los intereses de sus usuarios.

Al mismo tiempo, Grupo Logrand trabaja en la expansión de su presencia física en el país con planes de crecimiento a 35 salas para 2021 y toma como ejemplo las prácticas europeas para estar al tanto de los estándares de regulación y llevar a otros países sus servicios. “En 2019 tenemos como meta incursionar en una jurisdicción (país) más y, para el cierre de 2020, de estar en cinco países extras, ya con plataformas digitales”, agrega Castillo.

“Estamos trabajando en un plan de digitalización enfocado en el cliente, en el que se potencia la relación con el consumidor gracias a las nuevas tecnologías, tanto en las salas de juego presenciales como en el canal online. Tenemos una línea de negocio digital en la que nuestros clientes pueden disfrutar de una amplia oferta de apuestas deportivas”, indicó la empresa a Expansión.

Sus planes para crecimiento en México son una mezcla de apoyo a las carreras de caballos y la división digital, que tuvo el crecimiento más importante entre los ingresos de la firma de apuestas.

Los desafíos en la industria de las apuestas

Ambas empresas coinciden en la importancia de la colaboración con las autoridades para mantener la transparencia en sus actividades. Strendus analiza las legislaciones de otros países para incorporar las mejores prácticas a su operación, mientras que Codere participa con los gobiernos estatales y municipales en campañas para la prevención de la ludopatía y adicciones asociadas a los juegos de azar.

No obstante, en México falta un marco regulatorio que atraiga a grandes inversionistas y promueva el desarrollo de esta industria, señala Benavides. «Los casinos tanto físicos como on line en México están desregulados porque la ley es de 1947. Es un tema que se ha metido debajo de la mesa en el sexenio de Enrique Peña Nieto y ahora no es un tema que políticamente sume a la cuarta transformación», dice el especialista, quien también es consultor en regulación de juegos y sorteos.

Para Castillo, el desfase entre la regulación y el desarrollo del mundo de las apuestas es una brecha que superar en México. “En el mundo digital pasa que el marco regulatorio todavía está en proceso de desarrollo y de implementación, mientras que la tecnología evoluciona de manera muy acelerada y si no tienes un marco regulatorio que avanza la misma velocidad tienes que ver cómo lo resuelves”.

La industria tiene en México 57,800 empleados que atienden las 5,949 salas de juego o apuestas, según datos de la consultora Euromonitor.



Publicación más antigua Publicación más reciente